Para compresores

Los aceites que son utilizados exclusivamente para compresores de aire son aceites de una clase especial que sólo se utilizan en este tipo de maquinarias para evitar su desgaste y deterioro debido a su uso constante. Estos son fabricados en varios tipos y para una diversidad de propósitos. Además, son utilizados para comprimir gases, así que muchos compresores actúan como sopladores o como bombas de vacío. Los requisitos de lubricación pueden variar, dependiendo del tipo de compresor y también del gas que está siendo comprimido.

Por su parte, los compresores de refrigeración requieren de un lubricante que, además de mantener lubricadas las partes mecánicas del compresor, sirva como barrera para separar el gas del lado de la descarga. Además, el efecto refrigerante es necesario para transportar el calor. La función primaria del lubricante es minimizar el desgaste y reducir los efectos de la fricción. Generalmente, mientras se tenga una mayor viscosidad en el lubricante, será mejor el sellado y menor el nivel de ruido.

Finalmente, el aceite para bomba de vacío es un producto sintético que fue diseñado para trabajar en altas temperaturas. Su función principal es hacer que el trabajo pueda seguir realizándose sin que el calor, la fricción o la fuerza, causen problemas en funciones claves del mecanismo de la bomba. A su vez, tiene la tarea de lubricación de la bomba de vacío y todas las piezas que lo rodean; así como resistencia al calor sobre el mecanismo; frecuencia de trabajo sin limitaciones; aportando resistencia, durabilidad y vitalidad a los mecanismos de la bomba.