Fueóleos

Origen de la palabra: Calco del inglés fuel oil (V.) en el que oil es adaptado como óleo, por analogía con gasóleo.

Son productos residuales de la destilación del petróleo. Pueden proceder de una única etapa del proceso de refino, aunque normalmente se obtienen por mezclas de productos procedentes de distintas partes del proceso. Son sistemas heterogéneos (contienen emulsiones de aire-agua, impurezas, hidrocarburos en forma sólida, etc.).

Son los combustibles prioritariamente utilizados en la industria.

Constituyen aproximadamente un 11% de los productos petroleros.

Es altamente viscoso por lo que debe ser precalentado para ser bombeado. Esto limita su utilidad a grandes calderas, incluidas las usadas en barcos.

Se emplean como aceites combustibles los residuales de la destilación general y los residuales y destilados pesados del craqueo, aunque nada impide que se utilicen destilados más ligeros, como el gasóleo. Muchas veces los fuelóleos son productos de mezcla resultantes de reunir las fracciones más diversas que no tienen otro destino en la refinería.

Son de tres tipos:
• El fuelóleo nº 2: lo utilizan los grandes consumidores, fundamentalmente centrales térmicas y cementeras.
• El fuelóleo nº 1: se emplea en las restantes industrias. Tiene menor índice de azufre.
• El fuelóleo BIA: es un fuelóleo de mayor calidad; el porcentaje máximo de contenido de azufre es de un 1%

Otras propiedades:
– Poder calorífico = 10000 kcal/kg
– zufre = 2,7% (nº1) y 3,6% (nº2)
– Máxima Viscosidad = 20ºE (nº1) y 50ºE (nº2), aproximadamente 2,7*10^-6 m^2/s.
– Punto de inflamación = 70ºC mín. Densidad aprox. 0,95 kg/dm3.
– Poder calorífico de los fuelóleos: Hcs = 42200 kJ/kg (superior) ; Hci = 40500 kJ/kg (inferior)

Aparato Pensky-Martens

El Medidor Automático de Punto de Inflamación por Método Pensky-Martens Copa Cerrada determina de forma exacta el punto de inflamación de combustibles, aceites lubricantes y líquidos homogéneos (ASTM D93A) y de líquidos que contienen sólidos suspendidos así como de líquidos que tienden a formar una capa en la superficie al ser sometidos a las condiciones del método (ASTM D93 B). Las pruebas de punto de inflamación se ejecutan simplemente contando la copa de muestra llena hasta la marca en la posición de prueba y seleccionando uno de los programas grabados en el equipo.

Si se desconoce el punto de inflamación esperado, es posible correr en modo de búsqueda rápida haciendo que el equipo encuentre un valor aproximado para efectuar corridas posteriores tomando como punto esperado este valor hallado. Las rutinas de automatización permiten la obtención de valores exactos incluso a usuarios sin mucha experiencia en análisis de punto de inflamación.

El controlador automático de copa-cerrada Pensky-Martens mide el punto de inflamación a la temperatura más baja en la que la aplicación de una fuente de ignición provoca que los vapores de una muestra se prendan.

El aparato es apropiado para aplicaciones de inflamabilidad tanto en biodiésel como en combustibles mezclados con biodiésel; junto con combustibles destilados como diésel, aceite calefacción y queroseno. Se utiliza asimismo para otros líquidos potencialmente inflamables.

ASTM D92 – 18 Método para determinación del punto de inflamación y de combustión

La prueba ASTM D92 tanto su versión 18 y 6b sirve para evaluar los lubricantes y medir su desempeño.

La temperatura del punto de inflamación es una medida de la tendencia del espécimen para formar una mezcla inflamable con aire bajo condiciones de laboratorio controladas. Es solo una de diversas propiedades que se deberían tomar en cuenta a la hora de evaluar el grado de riesgo de inflamabilidad general que presenta un material.

El punto de inflamación se utiliza en las normativas sobre transporte y seguridad para definir a los materiales inflamables y combustibles.

El punto de inflamación puede indicar la posible presencia de materiales muy volátiles e inflamables en un material relativamente no volátil y no inflamable. Por ejemplo, un punto de inflamación anormalmente bajo en un espécimen de prueba de un aceite de motor puede indicar una contaminación con gasolina.

Este método de prueba ASTM D90 se debe utilizar para medir y describir las propiedades de materiales, productos o ensamblajes en respuesta al calor y al fuego bajo condiciones de laboratorio controladas; no se debe utilizar para describir o evaluar el peligro o riesgo de incendio de materiales, productos o ensamblajes en condiciones reales de presencia de fuego. Sin embargo, los resultados de este método de prueba se pueden utilizar como elementos para evaluar el peligro de incendio tomando en cuenta todos los factores que sean pertinentes para una evaluación del peligro de incendio de una aplicación final en particular.

El punto de combustión es una medida de la tendencia del espécimen a admitir la combustión.


El método de prueba ASTM D90 describe la determinación del punto de inflamación y el punto de combustión de los productos derivados del petróleo mediante un aparato Cleveland manual de vaso abierto o un aparato Cleveland automatizado de vaso abierto.

El método de prueba ASTM D90 es aplicable a todos los productos derivados del petróleo con puntos de inflamación por encima de 79 °C (175 °F) y por debajo de 400 °C (752 °F) excepto los fuelóleos.

Para la determinación de los puntos de inflamación de los fuelóleos, utilice el Método de prueba D93.

Fuente: https://www.astm.org/Standards/D92-SP.htm

Lubricantes

La definición RAE de «lubricante» según el Diccionario de la lengua española: adj. Dicho de una sustancia: Que lubrica. Usado también como sustantivo.

Un lubricante es una sustancia sólida, líquida o gaseosa de origen animal, vegetal, mineral y sintético que se interpone entre dos superficies, (una de las cuales o ambas se encuentran en movimiento), a fin de disminuir la fricción y el desgaste y está formado por una base lubricante.

Los aceites y grasas, se definen como un lubricante.

La diferencia principal entre una grasa y un aceite es por su estado físico a temperatura ambiente entre 10 oC a 38 oC . Los aceites son totalmente líquidos mientras que las grasas tiene consistencia más sólida.

Punto de inflamación

El Punto de inflamación también tiene se le conoce como punto de ignición o punto incendio.

Se llama punto de inflamación a la temperatura mínima en la cual un aceite empieza a emitir vapores inflamables.

El punto de inflamación está relacionada con la volatilidad del aceite.

Cuanto más bajo sea este punto, más volátil será el aceite y tendrá más tendencia a la inflamación.

Un punto de inflamación alto es signo de calidad en el aceite.

En los aceites industriales el punto de inflamación suele estar entre 80ºC y 232ºC, y en los de automoción entre 260ºC y 354ºC

El punto de inflamación también orienta sobre la presencia de contaminantes, especialmente gases (los cuales pueden reducir la temperatura de inflamación hasta 50ºC en algunos aceites), riesgo de incendios a causa de los vapores y procesos no adecuados en la elaboración del aceite.

Leer más …

Pruebas de las 4 bolas

Consiste en una bola metálica que gira a 1770 rpm – 1800 rpm, sobre otras tres bolas fijas. Entre la bola que gira y las fijas se ha colocado la muestra de grasa lubricante a 27ºC. La carga aplicada es creciente. Se coloca muestras de grasa a intervalos de 10 segundos. De los que se trata es de medir la carga máxima a la cual se rompe la película lubricante y se produce desgaste de las bolas. Este test da una medida de la carga máxima que se puede soportar la película lubricante de una grasa antes de producirse desgaste y generalmente se incluye en los datos técnicos proporcionados sobre una grasa lubricante.

Punto de congelamiento

  1. El punto de congelación (también llamado punto de fluidez) es la menor temperatura a que se observa fluidez en el aceite al ser enfriado. Se expresa en múltiplos de 3ºC o 5ºF.En los aceites naftalénicos este punto se alcanza por la disminución de la densidad causa por el descenso de la temperatura; en los parafínicos se debe principalmente a la cristalización de sustancias parafínicas.

    El punto de congelación se alcanza siempre a temperatura inferior a la del punto de enturbiamiento. Al igual que este, es una característica importante en aquellos aceites que operan a muy bajas temperaturas ambientales.