Punto de inflamación

El Punto de inflamación también tiene se le conoce como punto de ignición o punto incendio.

Se llama punto de inflamación a la temperatura mínima en la cual un aceite empieza a emitir vapores inflamables.

El punto de inflamación está relacionada con la volatilidad del aceite.

Cuanto más bajo sea este punto, más volátil será el aceite y tendrá más tendencia a la inflamación.

Un punto de inflamación alto es signo de calidad en el aceite.

En los aceites industriales el punto de inflamación suele estar entre 80ºC y 232ºC, y en los de automoción entre 260ºC y 354ºC

El punto de inflamación también orienta sobre la presencia de contaminantes, especialmente gases (los cuales pueden reducir la temperatura de inflamación hasta 50ºC en algunos aceites), riesgo de incendios a causa de los vapores y procesos no adecuados en la elaboración del aceite.

Leer más …

Punto de congelamiento

  1. El punto de congelación (también llamado punto de fluidez) es la menor temperatura a que se observa fluidez en el aceite al ser enfriado. Se expresa en múltiplos de 3ºC o 5ºF.En los aceites naftalénicos este punto se alcanza por la disminución de la densidad causa por el descenso de la temperatura; en los parafínicos se debe principalmente a la cristalización de sustancias parafínicas.

    El punto de congelación se alcanza siempre a temperatura inferior a la del punto de enturbiamiento. Al igual que este, es una característica importante en aquellos aceites que operan a muy bajas temperaturas ambientales.

Punto de goteo

El punto de goteo es la temperatura a la que, al calentar la muestra de grasa, ésta comenzará a fluir a través de un orificio y se mide de acuerdo con DIN ISO 2176. El punto de goteo no está relacionado con la temperatura de servicio admisible de la grasa.

 

El aparato para realizar este ensayo consta de un envase cilíndrico de vidrio pyrex que contiene un aceite siliconado. Dentro de este envase se sumerge un tubo de vidrio especial, similar a un tubo de ensayo, dentro del cual se coloca un dispositivo que contiene una pequeña muestra de grasa y tiene un pequeño orificio en la parte inferior. En contacto con la  muestra se coloca un termómetro (para medir la temperatura de la grasa), y otro en el baño de aceite para determinar la temperatura de este. Una resistencia eléctrica calienta el aceite siliconado hasta que el dispositivo que contiene a la grasa cae la primera gota de aceite que se separa de la grasa por efecto de la temperatura. En ese momento se registra la temperatura de la grasa con el termómetro y esta se denomina temperatura del punto de goteo, propiedad particular de cada grasa. Este punto es la temperatura máxima a la que puede operar una grasa antes de que el aceite se separe del jabón.

Índice de viscosidad

El índice de viscosidad es la medida de la variación de la viscosidad de un aceite en función de la temperatura.

 

El método consiste en comparar la viscosidad del aceite dado con la de dos aceites patrón: el procedente del crudo de Pensilvania (parafínico), cuya viscosidad varía muy poco con la temperatura, y el procedente del crudo del Golfo de Méjico (naftalénico), que varía mucho su viscosidad con la temperatura. A estos se les asigna un índice de viscosidad de 100 y 0 respectivamente.

Disulfuro de molibdeno

  1. Compuesto químico (MoS2) de elevada capacidad de lubricación. El disulfuro de molibdeno se presenta como un polvo negro; suave al tacto y muy pesado (peso específico relativo, 4,8-5,0). Como lubricante se encuentra en el comercio en forma de polvo, como concentrado en aceite y, para una más cómoda aplicación en casos particulares, envasado en pulverizador.

Demulsión

Se llama así a la capacidad de un líquido no soluble en agua para separarse de la misma cuando está formando una emulsión.

La oxidación del aceite y la presencia de contaminantes afectan negativamente a la demulsión del aceite

La adecuada eliminación del agua facilita en muchos casos la lubricación, reduciendo el desgaste de piezas y la posibilidad de corrosión.

Esta propiedad es muy importante en los aceites hidráulicos, para lubricación de maquinaria industrial, de turbina y para engranajes que transmiten grandes esfuerzos. En los aceites de automoción no lo es tanto, debido a la capacidad dispersante y detergente del mismo.

Emulsión

  1. Quím. Dispersión de un líquido en otro no miscible con él. La emulsión de aceite en agua.

 

Una emulsión es una mezcla de dos líquidos inmiscibles de manera más o menos homogénea. Un líquido (la fase dispersa) es dispersado en otro (la fase continua o fase dispersante). Muchas emulsiones son de aceite/agua, con grasas alimenticias como uno de los tipos más comunes de aceites encontrados en la vida diaria.

La emulsión es la capacidad de un líquido no soluble en agua para formar una emulsión.

Se llama emulsión a una mezcla íntima de agua y aceite. Puede ser de agua en aceite (siendo el agua la fase discontinua) o de aceite en agua (donde el agua es la fase continua).

Se considera que una emulsión es estable si persiste al cesar la acción que la originó y al cabo de un tiempo de reposo. Los factores que favorecen la estabilidad de las emulsiones son:

  • viscosidad del aceite muy alta
  • tensión superficial del aceite baja
  • pequeña diferencia de densidad entre los dos líquidos
  • presencia de contaminantes.

La presencia de agua en el aceite es siempre perjudicial para la lubricación, ya que, entre otras cosas, puede disolver ciertos aditivos, restando eficacia al aceite. Por lo tanto, siempre es deseable que los aceites formen emulsiones inestables, o separen el agua por decantación. Esto es especialmente deseable en el caso de la maquinaria expuesta a la intemperie.

Sin embargo, en algunos casos, como los aceites de corte o los marinos para maquinaria de cubierta, lo deseable es que la emulsiones sean estables.