Grasas para Sistemas Electrónicos

Los lubricantes especialmente diseñados para sistemas electrónicos son grasas multifuncionales que ayudan a mejorar la confiabilidad del equipo y su tiempo de funcionamiento. Están fabricados con los mejores componentes y la más alta tecnología, pues ofrecen un rendimiento excepcional multifunción gracias a los aditivos que contiene su compuesto. Estos son utilizados para prevenir el mal funcionamiento eléctrico y electrónico causados por la penetración de agua, humedad, condensación o corrosión. Al utilizar este lubricante, se reducirá el desgaste del componente, por lo tanto, se reducen significativamente sus posibilidades de fallo y alargará el tiempo de mantenimiento del equipo.

A su vez, proporciona un rendimiento óptimo para todo tipo de sistemas mecánicos, tales como: cajas de engranajes, amortiguadores, válvulas, sistemas auxiliares de turbina, válvulas, disyuntores, juntas, etc. Y es que su compuesto posee la gran capacidad de separar el agua del lubricante, mejorando su funcionamiento y la protección de los equipos.

Y es que UMP 209 es compatible con todo tipo de material, tales como: plásticos, elastómeros y otros componentes, sin dejar de perjudicar la optimización en el trabajo. Su no toxicidad y textura densa lo convierte en la mejor grasa para su aplicación en cualquier superficie, sin poner en riesgo al contacto con la piel. En la industria automotriz, es un excelente lubricante para los componentes del freno, o para evitar el endurecimiento de los cauchos que bordean las puertas de los vehículos de alta gama. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.