Grasas para Acoples

Las grasas para acoples deben ser lubricantes con un alto rendimiento que ofrezca una resistencia óptima a la separación bajo la fuerza centrífuga que se produce en los acoplamientos. Por lo que suele ser elaborado con aditivos que contienen jabón litio y polímeros espesantes que aseguran un adecuado resultado en los acoplamientos de todo tipo de maquinaria. Estos lubricantes suelen utilizarse en aquellas maquinarias que tienen un régimen duro de trabajo y que operan en condiciones de alta severidad.

Gracias a su aceite base de alta viscosidad, se convierte en un agente adherente que mantiene el lubricante en su lugar, evitando su desprendimiento. Desde luego, los aditivos presentes en su compuesto inhiben la corrosión, oxidación y herrumbre que puede presentarse por las condiciones de trabajo y el paso del tiempo. Estos lubricantes son adecuados para aplicaciones industriales donde los equipos están sujetos a un continuo lavado por agua, bajas velocidades y altas cargas o cargas de choque.

Por lo que se recomienda para todos los tipos de acoplamientos lubricados por grasa usados en trenes y metros. Del mismo modo, la grasa también se puede usar en los acoplamientos de alta velocidad de automóviles; esto es debido a su óptimo rendimiento en altas y bajas temperaturas, protegiendo el motor y las piezas móviles y estáticas. Y es que la resistencia a la separación centrífuga ayuda a la protección de las piezas de la maquinaria en cualquier superficie donde se utilice; permitiendo reducir el mantenimiento y la reposición de grasa.

Aceites para herramientas neumáticas

Los lubricantes para herramientas neumáticas son elaborados a través de una combinación de aceites con una serie de aditivos especiales que permiten una especial lubricación y protección de los sistemas y herramientas neumáticas. Del mismo modo, tiene una alta capacidad de protección ante los distintos agentes de corrosión y oxidación. Y es que sus aditivos permiten que sus cualidades anti desgaste lubriquen y extiendan la vida útil de sus compuestos móviles, tales como: sellos, engranajes, mangueras, etc.

Así mismo, la formulación de sus componentes posee una gran estabilidad térmica, por lo que funciona como un eficaz termorregulador que contiene cualidades antiespumantes y antioxidantes. Es importante mencionar que estos lubricantes funcionan generando una película de aceite muy resistente en su aplicación, lo que lo vuelve ideal en sistemas neumáticos.

A su vez, los lubricantes que son utilizados en máquinas que funcionan con aire requieren que sea de una alta calidad, de lo contrario, las impurezas presentes podrían causar daños a las partes internas; consecuencia de esto, cada vez cobra más importancia el conseguir un mayor grado de pureza en el aire comprimido. Y es que las principales funciones de estos lubricantes radican en ser reguladores de presión, y, al mismo tiempo, que sirvan para lubricar los elementos neumáticos en un grado adecuado para su utilización. Esto con el objetivo de prevenir el desgaste prematuro de las piezas móviles; reduciendo el rozamiento y protegiendo los elementos contra la corrosión. Solo así podrá regularse y controlar la mezcla de aire-aceite dentro del fluido.