Grasas para Lubricación de Poleas

Las grasas que se utilizan en poleas o bandas, poseen en su compuesto aditivos con una base de jabón de litio que proporciona una alta estabilidad, baja separación del lubricante y baja tendencia al endurecimiento. Uno de los mayores beneficios de utilizar este lubricante es que alargará la vida útil de todo tipo de poleas y bandas. Además, que reducirá o eliminará cualquier tipo de chirrido que pueda provocar una polea desgastada o en mal mantenimiento.

Y es que, debido al uso diario, las poleas deben ser revisadas continuamente para corroborar su desgaste, y así, sustituirlas si se encuentra alguna falla. Del mismo modo, el lubricante, gracias a su poder anticorrosivo, reducirá el tiempo en el que la pieza tenga que ser sustituida. Esto gracias a que también removerá los rastros de grasa o aceite que pongan en peligro su funcionamiento.

Su utilización es altamente recomendada pues optimiza los componentes móviles en todo tipo de temperaturas, velocidades o cualquier tipo de presión. Este lubricante ha sido especialmente diseñado para operar en todo tipo de sistemas de cadena. Y opera sin ningún inconveniente en materiales sintéticos como goma y caucho. No obstante, lo ideal es hacer una lubricación periódica y no esperar a que se presenten ruidos producidos por la banda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.